Carta de recomendacion

Una carta de recomendación es uno de los documentos más comúnmente usados, la llave maestra que muchos necesitan y un aval muy necesario sobre todo en el ámbito laboral.

La carta de recomendación surge para garantizar al empleador, en el caso de que ésta sea de índole profesional, que la persona que se acerca a él es digna de confianza y merece optar por el cargo. Nadie incluirá en su nómina empresarial a alguien que no conoce, de quien no sabe su procedencia.

Y es que, quieras o no, cada acción que hagamos tiene una repercusión en el entorno, tenemos ojos observando en todos lados, se debe ser cuidadoso y objetivo. Quien desee una carta de recomendación debe demostrar entereza, estar capacitado, ser un ciudadano que busca la excelencia.

Pero ¿qué es exactamente una carta de recomendación?, de seguro te preguntarás. Es un documento en el cual una persona o empresa manifiesta que un sujeto (quien ha solicitado dicha carta) es una persona de fiar, capaz de optar el cargo, o de llevar a cabo una labor en particular.

Sí, así como lees: una persona o un ente, previamente bien identificados, dejan por escrito, firmado y sellado de ser necesario, que un tercero es de su confianza, y que ellos ponen de por medio su reputación, su trayectoria, como aval de que esto es cierto.

No es un documento para ser tomado a la ligera por ninguna de las partes. En caso de que el recomendado falle en su palabra o acciones (no desempeñándose de la manera acordada en sus labores), pone en riesgo no solo su empleo, sino también la credibilidad de quien lo avaló.

Origen de las cartas de recomendación

El origen de las cartas de recomendación es incierto, sin embargo, estudiosos del tema se remontan a muchos de años atrás, unos mil años luego la invención de la escritura por parte de los sumerios, en la otrora llamada Mesopotamia.

¿Por qué tan atrás en el tiempo? Ya normalizado el uso de la escritura, y habiéndose incluido el papiro por parte de los egipcios, era común que los trotamundos y mercaderes se apertrecharan de documentos con las firmas y sellos de los reyes y terratenientes.

¿Por qué? Eran tiempos difíciles, las cartas de reyes y terratenientes daban cierto prestigio y protección a quienes las portaban. Si bien no todos sabían leer, eso no era impedimento para que supieran la importancia de los documentos, ya que los sellos reales sí eran populares y reconocibles por todos.

¿Puede una carta de recomendación ayudar a conseguir trabajo?

A estas alturas de nuestra civilización, no es lo normal o más frecuente obtener un trabajo sin una carta de recomendación. Tan importante como los alcances que has obtenido en tu rama profesional es la percepción que tus jefes y compañeros de trabajo tendrán de ti gracias a una carta de recomendación.

Este tipo de documento, evidencian la tan importante segunda opinión, es decir, el otro rostro de la labor. ¿Quién que ame lo que hace va a estar buscando desperfectos en su obra? Son raros los casos, sin embargo la apreciación de un tercero aporta objetividad al desempeño laboral.

Hay que insistir en este punto: nadie que se considere profesional en una rama puede decir que se hizo a sí mismo, por más bueno que sea, nos debemos a las masas, a una sociedad, buscamos el progreso de ese cúmulo de seres, su feed-back es de suma importancia.

¿Cuál es el alcance de su importancia? Representan el eco de tu trabajo en la boca de los otros. Entonces, ¿vas en busca de trabajo? ¡Ni se te ocurra salir sin tus cartas de recomendación a la mano!

Datos curiosos

1) ¿Carta de recomendación de Dios?: ahora bien, como dato curioso, luego de que Caín mata a Abel y después de recibir la maldición de su castigo, éste le dice a Dios que cuando se aleje del Edén cualquiera podrá matarlo, que es grande su carga. Acto seguido: Dios puso en su frente una enigmática señal…

Con esa señal Dios le dijo que se alejarían todos los que pudiesen darle muerte, y quien se atreviera pues padecería siete veces la venganza. Ahora bien, no es que sea la carta de recomendación más antigua, ni siquiera una carta de recomendación como tal, pero cumple una función parecida: hay una intervención.

Nada más y nada menos que Dios era el tercero que intervenía en pos de Caín. Sería bien interesante saber la forma que tenía esa señal.

2) ¿Carta de recomendación a un pandillero?: Este tipo de documento nació de un hecho de la vida real.
Sucedió cuando una magistrada otorgó una carta de honorabilidad a un pandillero que se la solicitó. Al parecer la jueza, según su versión de los hechos, recibe continuamente este tipo de solicitudes, y muchas veces no repara en a quien van dirigidas, simplemente su secretaria las redacta y ella firma.

Aquí vemos un claro caso de cómo debemos prestar mucha atención a quien dirigimos un documento de este tipo, pues comprometemos nuestra credibilidad y la sociedad de estos días no perdona ningún tipo de ligerezas. Se debe ser cónsono al momento de emitir alguna recomendación.

3) ¿Carta de recomendación para poder tener relaciones sexuales?: por más descabelladlo que suene, al parecer en la Edad Media, según cuentan algunos historiadores, los reyes tenían el total dominio de las tierras y de sus habitantes.

Tal era su poderío sobre los ciudadanos que incluso para que estos pudieran tener relaciones sexuales debían ir a solicitar permiso con el monarca. Éste les entregaba un cartel que decía: “fornicando bajo el permiso del rey”, que, en la versión en inglés, con el tiempo paso a transformarse en el acrónimo “fuck”.

Sí, parece sacado de una comedia absurda, pero siendo cierto o no, igual puede considerarse como tal. Si alguien era conseguido en el acto sexual sin dicha carta o cartel, era enviado a la cárcel de inmediato por las autoridades.

Su uso ya entrada la historia

Con el devenir del tiempo, ya avanzada la era después de Cristo, fue común que los mercaderes de esta época y los trotamundos siguieran los pasos de sus antecesores. Cargaban con los documentos que los acreditaban como vendedores ambulantes entre reinos.

Entre los documentos se encontraban los permisos de los terratenientes, donde se especificaba el pago de impuestos por la labor que desempeñaban. No era raro pues que aquí también se hallaran con las cartas de recomendación de personajes influyentes de la época.

Importancia de las cartas de recomendación

Ya habiendo hecho todo este recorrido, hay algo que debe haber quedado claro: no podemos actuar solos, no estamos solos, nos debemos a un grupo de seres, a una sociedad, y esta sociedad incide directamente en nuestras vidas, para bien o para mal.

De nuestra interacción con el resto de individuos va a depender nuestro futuro. Una carta de recomendación no nace si no ha habido una comunión entre dos seres, una relación comercial o laboral.

Es necesario que tanto el que la solicite como el que la emite, comprendan la envergadura de dicho documento y los alcances que puede tener. Imagina por un momento que alguien, por simple alcahuetería, recomienda a un cirujano porque este es su amigo, luego lo contratan y se le muere un paciente.

No es exageración, se debe tener responsabilidad al momento de redactar una carta como esta, es algo serio, no un simple camino para alcanzar un beneficio. Con cada escalón avanzado, un compromiso se asume.

Dato interesante sobre la importancia de las cartas de recomendación

Dirige tu mirada hacia Alemania por un momento: En este país, cuando se evalúa a un candidato a un cargo se le solicita su Arbeitszeugnisse, que viene a ser su carta de recomendación del trabajo anterior en el que estuvo. Si el contenido de esta carta no cumple con las especificaciones, pues el trabajo no va.

El empleado tiene una doble función: desempeñarse de la mejor manera en su trabajo antes de irse, y asegurarse de que el empleador lo evalúe de la forma adecuada si desea tener a futuro otro trabajo.

Es irónico pero en Alemania es, prácticamente, el único lugar del mundo donde se toma tan en serio una carta de recomendación, y debería ser así en todos los lugares del mundo.

Ha habido casos, incluso, en que los empleados se han ido a juicio con su ex empleadores para que cambien los parámetros de evaluación de sus cartas de recomendación, porque les ha sido imposible obtener trabajo bajo las condiciones expuestas en el documento.

Ya a sabiendas de lo que es una carta de recomendación, sus orígenes e importancia, hablemos de los objetivos que tiene una carta de recomendación:

1) Abrir puertas: facilitar tu entrada, o la de tu empresa a un nuevo campo laboral, o al cierre de un negocio importante.

2) Ampliar tus horizontes: que crezca grandemente tu posibilidad laboral, así como también de negocios; así mismo, que tus servicios y/o productos se posicionen en el mercado, facilitándote el reconocimiento del que te recibe, y elevando la reputación del que te recomendó.

Todo esto permitirá que lleguen a ti nuevas oportunidades, aumenten tus ingresos y credibilidad, para esto es necesario que seas transparente y recto en tu andar.

Puntos a tener en cuenta en la redacción de una carta de recomendación:

1) Nombre y datos del recomendante: este punto es de suma importancia, que sea alguien con buena reputación y, de ser posible, con prestancia y con una carrera de vida que denote perseverancia y éxito. Si pertenece a la rama en la que te recomienda, mucho mejor.

Es bien tomado en cuenta el hecho de que quien te recomiende haya tenido una relación laboral previa contigo, eso da buena imagen ante el que recibe la carta de recomendación. Aparte, aumenta las posibilidades de cumplir con tu objetivo.

2) Nombre y datos del recomendado: obviamente que tus datos y la de la empresa no pueden faltar: son las estrellas del juego esperando su turno. El siguiente escalón permitirá llegar al tan ansiado éxito.

3) Fecha y firma del recomendante: es necesario que se especifique el día exacto de la recomendación, además de la rúbrica del que recomienda. Esto segundo es importantísimo, se cuidadoso con no olvidarlo. ¿Cómo saber si fue cierto que esa persona te recomendó?

Si esa persona posee una empresa, solicita, de ser posible, el sello de dicha organización. No se pierde mucho con pedirlo, y si acceden, pues se potencia la valía del documento.

4) Todas tus virtudes: sí, debes venderte como un producto; se requiere que quien te recomienda suscriba todas y cada una de las cualidades que ha visto en ti durante su relación laboral o de convivencia.

De preferencia que las coloque enumeradas. Es bueno que se resalten las cualidades que más afinen con el cargo que deseas desempeñar. Claro, no mientas, si lo haces, puede que obtengas el cargo que buscas, pero al no dar la talla perderás credibilidad.

Si trabajaste anteriormente con aquel que hoy te recomienda, es bueno que coloque su opinión sobre tu desempeño. Eso será un valor agregado que te dará mayor posibilidad de éxito.

 

Partes de una carta de recomendación

1) Encabezado
La carta abre con los datos comunes con los que inician las misivas: título, nombre, empresa, alguna forma de contacto (correo, teléfono…). Esto permite contextualizar la carta y da pie al contratante de saber el tipo de relación que guardaban el empleador anterior con el empleado, de ser el caso.

2) Saludo
Debe ser la primera línea de escritura de la carta. Varía de acuerdo con el tipo de carta, si es personalizada o neutra. Si es personalizada debería decir: “Estimada señora María”; en caso de ser neutra debe decir: “A quien pueda interesar”.

Hay quienes escriben omitiendo el saludo, algo que se permite, pero que no se recomienda si deseas tener una buena primera impresión y una mejor relación con la persona a la que va dirigida la carta, según sea el caso.

3) Primer párrafo
Este párrafo en particular suele estar dedicado a explicar el nexo existente entre quien escribe y aquel que está siendo recomendado. Se recomienda que acá se coloque lo concerniente al tipo de relación que se tuvo, la durabilidad, tu desempeño, una calificación, de ser posible.

Trata siempre de que la redacción sea fresca y amena, jovial, para cerrar distancias con quien recibe y, de ser posible, romper el hielo. Esto garantizará óptimos resultados.

4) Segundo párrafo

En este texto debe hablarse de la persona recomendada. Es conveniente exponer sus cualidades, las virtudes que posee para hacerse acreedora de lo que solicita, sea cual sea el caso.

Este párrafo es uno de los más importantes y relevantes así que debes centrarte bien en lo que dirás, ser conciso y preciso. De ser posible trata de dividir la información en párrafos breves para que el lector no se canse y digiera más fácilmente el contenido.

Lo que realmente te importa es que lo que escribas llegue, y llegue bien. Haz una escritura ligera.

5) Tercer párrafo

Este párrafo se acostumbra a usarse en las cartas dirigidas a puestos de trabajo específicos. Contienen datos personalizados referentes a las cualidades del candidato respecto al cargo al que está optando.

En este enunciado es recomendable aflorar las equivalencias entre el currículo del aspirante y el empleo que desea. Claro, realízalo de forma clara, precisa, si es que deseas que el mensaje impacte. Recuerda: menos es más.

6) Resumen

Luego de haberte presentado y expuesto las distintas cualidades que posee la persona a la que recomiendas, es recomendable hacer un resumen de todos los porqués que te han encaminado a postular a esa persona por medio de esa carta.

Se recomienda utilizar expresiones como: “sin pensarlo recomendaría a esta persona”, “Ciertamente una persona capacitada para ejercer”, o “En verdad alguien que cumple a cabalidad lo que le asigna”. Esto da seguridad a la redacción.

7) Cierre

En este párrafo se acostumbra a dejar la carta a disposición del que recibe por si se desea alguna otra información pertinente sobre el recomendado.

Ejemplo: “Quedo en su total disposición por si requieren algún dato extra”, o “Si es necesario que aporte más información, comuníquense conmigo”.
Es necesario facilitar, por supuesto, un número de contacto o correo para tal caso.

Otros aspectos a tener claros

Hay ciertas características que debe cumplir una carta de recomendación para considerarse como tal, estas particularidades normalmente cambian su forma, haciendo que parezca más un oficio formal que una carta.

Claro, como la información es un juicio que emite un sujeto a favor de un interesado, y es en sí una percepción que se tiene sobre una persona en pro de la obtención de un beneficio, es común que se confundan las cualidades de la misiva.

Particularidades internas a tener en cuenta

1) Tener claro a quien recomiendas: parece algo ilógico, pero si no conocemos bien a la persona que recomendamos podemos meternos en problemas. Es bueno informarse correctamente, no sea que por querer hacer un favor, nos pongamos la soga al cuello.

No sólo es el nombre del recomendado el que queda en juego en caso de equivocarse, también el de quien recomienda está puede verse perjudicado.

2) Tener claro la importancia de este documento: así como se expuso arriba, no se trata de algo simple, para ayudar a alguien. Este documento requiere de un conocimiento pleno del recomendado, no pongas en juego tu reputación a la ligera.

3) Brevedad: mientras más breve se sea, mejor. Claro, la brevedad implica ser conciso y preciso, no se puede desperdiciar el espacio en palabras estériles.

Sé inteligente al momento de expresarte, enfócate en lo que quieres lograr y lo que quieres vender.

4) Lenguaje adecuado: deja a un lado el lenguaje soez, nadie se agradará de una carta escrita de forma inadecuada y con groserías, y mucho menos tomará en serio al que la escribe ni a quien se recomienda.

5) Ortografía: cuida tu escritura, en esta época de redes es una de tus principales presentaciones. La ortografía dice mucho del nivel profesional de una persona. No importa que hayas estudiado, todos los hablantes de una lengua deben, por obligación y respeto, escribir bien.

6) Documentos anexos: si bien decir lo mejor de la persona recomendada es lo debido, lo correcto en estos casos es convalidar lo expuesto con los documentos que avalen dichos talentos o cualidades. Solo así evitarás malos entendidos.

Consejos para redactar una carta de recomendación

Para hacerte las cosas fáciles, a continuación compilamos una serie de Tips que te ayudarán a visualizar de forma más clara, la mejor forma de redactar este tipo de documento:

Sigue la estructurar: primero el encabezado y saludo; segundo y tercer párrafo, resumen y cierre, es la estructura más recomendada. Debes aunar a esto los soportes curriculares, para darle mayor peso a la carta.

1) Usa el internet para guiarte: si te cuesta un poco seguir el patrón y quieres obtener otras opiniones, te recomiendo revises otras fuentes en la red. En la variedad está el gusto. La idea es que tu redacción sea la más clara y que entiendas a cabalidad de que se trata realmente esto.

2) Busca el modelo adecuado: en efecto, no todas las cartas de recomendación se redactan de la misma manera, es bueno que eso lo tengas claro. Hay una gran variedad, y cada una tiene sus especificidades. Está la académica, la familiar, la comercial, entre otras. Verifica bien.

3) Si es neutra, promociónate: si en este caso eres tú el que busca promocionarse y solicitaste a tu ex empleador que te redactara una carta de recomendación, súbela a las redes: Linkedin, Google Plus, Facebook, cualquier espacio virtual donde creas que se aprecien tus dotes.

4) Cero lenguaje “híper científico”: si bien procuras ser formal, no te metas en lenguajes difíciles y complicados, usa terminologías profesionales básicas. Si exageras con los términos no obtendrás los resultados que esperas y espantarás al cliente.

5) Resalta lo mejor de ti: así como se usa en el lenguaje SEO (te recomiendo que investigues, es muy interesante) resalta en negritas aquellas cualidades que consideres que pueden ayudarte a obtener el beneficio que buscas. Los ojos del que lee se enfocaran allí. No lo olvides.

6) Cuida tu ortografía: nunca está de más revisar varias veces esta parte. No descuide tu ortografía, nadie dejará entrar a una facultad a alguien que salió de bachillerato sin saber escribir, nadie contratará a un editor o redactor con errores ortográficos.

7) Relee la carta unas tres veces: luego de terminar de redactar, habiendo seguido los pasos acá mostrados y tomando los ejemplos de la red y otros que te ayudarán en tu objetivo, por favor, relee tu carta. Los errores están a la orden de día, aun para el experimentado. Revisar varias veces, es lo adecuado.

Teniendo todos estos consejos y Tips de cómo redactar una carta de recomendación, pasemos a ver varios ejemplos que te serán de gran ayuda al momento de hacerla.

7 ejemplos de cómo redactar una carta de recomendación:

1- Para recomendar a un colega

María Pérez
Jefa de mercadeo
Estimado Sr. López,

Es un honor para mí recomendarle al señor Pedro Marcano para optar al cargo de contador jefe de su empresa: Margarita Royal.
Como colega en nuestra firma de contadores se desempeñó de manera intachable, profesional y pulcra, permitiéndonos aumentar nuestras ganancias y las de nuestros clientes exponencialmente.
Pedro tiene la particularidad de ser no solo un buen profesional sino también un excelente amigo, cercano, conversador, capaz de tener siempre las mejores palabras en los momentos indicados.

Es un líder nato, esa cualidad lo hace una pieza invaluable en cualquier equipo de trabajo. Creo que su mayor valía radica en que ha sabido servirle a sus iguales, lo cual devenga, irremediablemente, en una retroalimentación de servicio hacia él.

Es capaz de atender simultáneamente a varios clientes sin perder el hilo, y logrando terminar de manera eficaz y efectiva con el trabajo de ambos. El secreto de su éxito radica en que ama lo que hace y lo transmite a sus colegas, los contagia, de hecho.

Demás está decir que es un excelente contador, he visto a pocos en esta rama desenvolverse como él. Bueno, no por nada quiere seguir creciendo y asumiendo nuevos retos laborales.

Pedro cuenta con mi mayor recomendación para entrar a su empresa. Si requieren alguna información que avale esto que acá les digo, pueden escribirme al correo que les dejo abajo o llamar al número que también allí se encuentra.

Atenta y respetuosamente:
María Pérez
(Correo)
(Número)
(Firma)

2- Carta para ascenso interno

Pedro Buraco
Director de Marketing
Estimado Pedro,

Me place enormemente entregar esta recomendación para que José Rodríguez ascienda al cargo de jefe en el equipo de atención al cliente en nuestra empresa. Como su supervisor directo, pude notar un desempeño ejemplar en todas sus funciones, además de mucha empatía con sus colegas.
Llevando apenas un año de trabajo con nosotros ha logrado resultados que ningún otro ejecutivo antes, en tan corto tiempo, ha logrado, lo cual ha permitido que hoy escriba esta carta y dirija estas necesarias palabras a ti.

No solo es aplicado, su comportamiento ha sido amable, respetuoso. No le he escuchado hasta ahora una mala palabra, ni molestarse por alguna falta de respeto de un cliente, lo cual denota entereza y carácter, cualidades más que necesarias en nuestra empresa.

Como si fuera poco lo antes mencionado, ha demostrado también un amplio conocimiento de la rama, que se ha acompañado de sus estudios universitarios con el post grado que justo ahora cursa en la Universidad Central.

Contamos pues con un líder servicial y dispuesto a prepararse continuamente para asumir los cambios que se avecinan. Tiene el carisma necesario y el empuje que buscamos para llevar a buen camino a nuestra querida empresa.

Les basta mi trayectoria en nuestros pasillos, son ya nueve años a su servicio. Sine embargo, cualquier cosa extra que deseen preguntar sobre el desempeño del colega, por favor escribirme al correo o llamarme directamente al celular.

Jesús Fermín
(Correo)
(Número)
(Firma)

3- Carta de director de un pasante

María Pérez
Directora de Ventas
Chicharonera La Estancia
Querida María,

La presente carta tiene por objetivo expresar mi apoyo total a José Pérez en su solicitud del cargo de supervisor de ventas de la empresa que usted dirige.
Como director de los pasantes, he quedado anonadado con el desempeño del muchacho. Su carisma y empuje no tienen medidas, es enérgico, audaz y se ha ganado el respeto de todos sus compañeros por su entrega al trabajar.

En su pasantía hizo aportes importantes en el campo de la mercadotecnia de la empresa, lo que ya evidenciaba un gran sentido de pertenencia, condición que aquí valoramos grandemente porque trabajamos como una familia unida.

En lo que a redacción de informes y demás notas, me ha dejado perplejo por su buen uso del idioma escrito, cualidad necesaria en estos momentos ya que además da ejemplo al resto de los trabajadores de superación y ganas de ser mejor.

En muy corto tiempo se ha transformado en un elemento valiosísimo dentro de la empresa, ha ahondado como ninguno en todos y cada uno de los procesos de producción y manejo de las mercancías, y como si fuera poco su trato con los proveedores y clientes ha marcado pauta.

Hubo varios proveedores y clientes que se me acercaron para emitir opiniones por el excelente trato que recibieron por parte de José, actitud que escasamente se ha visto en nuestra empresa desde su fundación y que es necesario que aprovechemos.

José tiene una particular habilidad para solventar problemas, simples, comunes o complejos. Su pasión por los números es evidente, los maneja de manera natural. Es necesario aprovechar su potencial creador en pro del crecimiento de nuestra empresa.

Es un ser humano excepcional que requerimos en nuestros espacios para el buen funcionamiento de los mismos.

Sinceramente,
Pedro Díaz
Coordinador de ventas
(Correo)
(Número)
(Firma)

4- Carta para ascenso

Estimado Sr. Suárez

Me place enormemente recomendar a Josefina Rosa al puesto de coordinadora de ventas de nuestra empresa.

Ella y yo hemos trabajado juntos durante cinco años, en los que ha demostrado a cabalidad su manejo de los recursos y pleno conocimiento de los parámetros de producción de la empresa. Es jovial y servicial con sus compañeros, llegando a ganarse la confianza y el respeto de todos.

Trabajar con ella hace la jornada tranquila y llevadera, rara era la oportunidad en que no se aprendía un algo de su tanta sabiduría, porque eso sí, ella ha estudiado, es preparada, y lo demuestra con hechos en el campo.
Apartando lo antes mencionado, creo que pocas personas están tan capacitadas como ella para la solución de los problemas inmediatos de la empresa. En pocos minutos saca conclusiones, mueve personal, está atenta a cada impase o situación. Es indetenible.

Su manejo de las debilidades, fortalezas y oportunidades de la empresa es de admirar. Es una pieza clave que nos ha otorgado la posibilidad de ver desde otras ópticas las capacidades de la compañía.

Vale la pena acotar que su buen humor llena los espacios, torna alegres las situaciones turbias. Eso denota inteligencia emocional, un factor de mucho valor que ha sido beneficioso para el equipo de trabajo.

No dudo en ningún momento en recomendar a Josefina al cargo. Creo firmemente que en estos momentos es la persona más calificada para ostentarlo.

Si consideran necesaria más información, o avalar lo que digo, abajo les anexo mi número y mi correo para que me llamen con total confianza.

Mis mejores deseos,
José Bonilla
(Número)
(Correo)
(Firma)

5- Carta de recomendación neutra

Nueva Esparta, 05 de Diciembre de 2017.

A quién corresponda:
Me place en gran manera decir que conozco al señor Rodolfo Rodríguez, portador de la cedula 5555555, y puedo garantizarles que posee cualidades excepcionales en la rama de la edición de libros. Llegó a ser el editor encargado de mi empresa.

El señor Rodolfo trabajó conmigo durante siete años. Ejerció su cargo de manera muy profesional. Era centrado y responsable, toda labor que le era encomendada la desarrollaba de forma limpia y correcta.

Los clientes, puedo aseverar que en el cien por ciento de los casos, llamaban o escribían al correo para agradecer el profesionalismo de mi empresa al momento de editar. Yo, por supuesto, lo agradecía a él, era su desempeño, su empuje, su capacidad de análisis y lectura la que lo hacía todo posible.

Es necesario recalcar que una de sus cualidades más impresionantes de Rodolfo, es su capacidad para trabajar en grupo. Los equipos a los que se asocia crecen, irremediablemente. No sólo se suma a ellos, su inventiva y creatividad le permiten hacerse con el liderazgo en cuestión de minutos.

Si algo recalcan sus compañeros es la facilidad de servicio que posee Rodolfo. No es uno de esos líderes que exige y exige, no, él va y actúa, él va y sirve, y lo hace con total dominio de los temas y de las personas sin opacar a nadie. Esa cualidad tiene mucho valor, espero la aprovechen.

Por motivos personales, los cuales respeto, el señor Rodolfo decidió abandonar nuestra empresa hace ya 20 días. Sin embargo, por el estrecho nexo y todos los beneficios que trajo al negocio y a nuestra gente, me parece justo y necesario dejar por escrito esta carta haciendo justicia a su entrega en labores.

Sin más a que referirme, y estando totalmente seguro de esta declaración, acá dejo mi firma. Si necesitan que confirme algo de lo acá expuesto, también dejo mi número de teléfono y mi correo.

Mis mejores deseos,
Víctor Azulino
(Número)
(Correo)
(Firma)

6- Recomendación laboral por solicitud

Sra. Sarah Gómez
Directora de RRHH.
Universidad de Cholina
Avda. Las Uvas 33 dcha.
0000 Ciudad de Nunca
7 de enero de 2018

Tengo el placer de dirigirme a ustedes por petición de Luis Villasmil, quien me solicitó emitiera la presenta carta a su empresa.

Luis trabajó en mi instituto universitario durante 10 años ininterrumpidos, desempeñándose de manera excepcional en su cargo de profesor de literatura. Los alumnos tienen excelentes perspectivas de él, además de que el desempeño de las distintas secciones que atendía siempre estaba en auge.

Es una persona responsable, proactiva, aparte de los 10 años de trabajo, es mi vecino y doy fe de su don de gente y educación. Es un profesional al que admiro y respeto.
Por todo lo antes mencionado y aún más, lo considero apto para pasar a formar parte de su equipo de trabajo y lo constato con mi firma.
Si consideran que necesitan mayor información para verificar mi testimonio, abajo dejo mi número de teléfono y mi correo electrónico.

Atentamente.
José Agreda.
Director de la Universidad de Estioquia
(Número)
(Correo)
(Firma)

7- Recomendación empresarial:

Marga Motors de Venezuela
S. A.
Avda. Caña Clara
Ciudad de La Asunción

Yo, Jesús Jaramillo, venezolano, presidente de Marga Motors de Venezuela, portador de la cédula de identidad número 88888888, certifico que Jaime Viloria, venezolano, portador de la cédula de identidad 77777777, trabajó en mi empresa como gerente general de ventas.

Su desempeño fue excepcional y muy profesional. Durante su gestión de tres años las ventas se dispararon exponencialmente.
Tenía carisma para tratar con los clientes, ellos mismos se acercaban a agradecer la maravilla de trato que recibían. Se sentían como en casa cuando él los atendía.

Sus compañeros de trabajo siempre comentaban lo grato que era trabajar con él por lo servicial y jocoso, una mezcla poco común, pero que en él se presentaba de forma natural.
Lo recomiendo sin duda alguna. Cualquier cosa que deseen corroborar, abajo dejo mi correo y mi número de teléfono para que se comuniquen.

Mis mejores deseos,
Jesús Jaramillo
(Número)
(Correo)
(Firma)

Toda la información aquí recopilada te será de gran ayuda para lograr redactar las mejores cartas de recomendación y que tus referidos obtengan lo que aspiran. Recuerda: respeta la ortografía y la redacción, eso es clave.

Carta de recomendacion
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .